El equipo Mercedes-AMG DTM decidido a seguir en el podio

El DTM 2018 tiene una nueva cita este fin de semana en el circuito de Hungaroring. El circuito húngaro, con sus 4,381 km, consta de 14 curvas, ocho izquierdas y seis derechas, junto con sus subidas y bajadas. Con una mezcla de rectas cortas y su mezcla de curvas rápidas y lentas exige una perfecta configuración del coche para obtener un buen resultado. La clasificación y una correcta estrategia en boxes serán un factor clave en Hungría, dado que las oportunidades de adelantamientos son escasas aun contando con el DRS.

El equipo Mercedes-AMG DTM llega a Hungría en plena forma después de sus tres victorias en las cuatro primeras carreras de la temporada. La primera aparición del DTM en Hungaroring, en el año 1988 se cerró con un doblete para la marca de Stuttgart, con una doble victoria para el piloto de Mercedes, Johnny Cecotto, al volante de su Mercedes 190E 2.3-16.

Daniel Juncadella llega a la tercera cita de la temporada motivado y con ganas de competir en un circuito que le trae muy buenos recuerdos: un podio en la carrera del DTM en 2016, que tras la carrera le fue retirado por una sanción técnica. El sueño de Juncadella de obtener su primer podio en el DTM se vio truncado.  “Budapest es muy especial para mí por varias razones: me encanta el circuito, la ciudad, su gente; es un fin de semana único. Llegamos en un muy buen momento; el equipo está en plena forma. Esperamos seguir estando igual de competitivos que en los dos primeros eventos. Debemos contener al equipo Audi ya que el año pasado fueron muy rápidos en Hungría. Pero creo que tenemos un coche que está al nivel y nos tenemos que aprovechar de ello.

 

 


Óscar Parreño

Co-fundador de DTM Spain.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *