Nace la Class One que permitirá carreras entre el DTM y SuperGT

Las nuevas regulaciones de la conocida como Class One para el DTM y el SUPER GT japones se han completado. Tal y como adelantamos hace casi un mes, El reglamento de la Class One para 2019 se aprobará en Norisring, Masaaki Bandoh y Gerhard Berger, presidente de la  han presentado las nuevas regulaciones técnicas que entrarán en vigor el próximo año.Un hito para el automovilismo internacional“, describe Gerhard Berger. “Estas regulaciones permiten a los fabricantes y equipos participar en carreras de automóviles espectaculares a un costo razonable en dos continentes y, por lo tanto, llegar a muchas personas”. Por su parte Masaaki Bandoh también mostró su entusiasmo. “Me gustaría agradecer a los fabricantes del DTM y el SUPER GT, y todos los interesados ​​por su dedicación a este proyecto“, ha dicho Bandoh. “El gran exito que tuvieron nuestras exhibiciones tanto en Alemania como en Japón el año pasado, ha provocado que nos hayamos tenido que implicar con mayor profundidad“.

Las nuevas regulaciones conjuntas se basan en tres pilares que han sido perseguidos por el DTM durante muchos años y garantizan un apasionante deporte del motor: seguridad, reducción de costes e igualdad de oportunidades. Ya ahora, los automóviles de las dos series se parecen entre sí en muchas áreas. A partir de la temporada 2019, los vehículos del DTM cumplirán completamente con las regulaciones de la Class One. Un año más tarde, el SUPER GT también adoptará una versión de las nuevas regulaciones que se modificará ligeramente para las carreras de resistencia que forman parte del calendario de la serie.



El aspecto más importante de las nuevas regulaciones es la estandarización de partes. Esto provoca la reducción de costes y aumenta la igualdad de oportunidades entre los distintos coches. Los componentes de casi todas las áreas del automóvil serán estandarizados y se producirán y distribuirán tanto en Europa como en Japón. Para todos estos componentes, los fabricantes no necesitan invertir gran cantidad de dinero en el diseño y desarrollo. Pero la principal diferencia significativa, con respecto a las reglamentaciones técnicas del DTM anterior, serán los motores. Un motor turbo de cuatro cilindros de última generación de dos litros reemplazará las unidades de potencia V8 utilizadas hasta la fecha. El motor producirá unos 620 CV, aproximadamente 100 CV más que sus predecesores, y acelerará los coches del DTM a más de 300 km / h. Debido a la potencia adicional, los coches también necesitarán más energía de frenado. Por lo tanto, el diseño aerodinámico de la parte delantera del automóvil se adaptará para recoger más aire para enfriar tanto el motor como los frenos.

Aunque el SUPER GT adoptará la reglamentación de la Class One  en 2020, el ITR y GTA planean celebrar dos reuniones conjuntas, una en Europa y otra en Asia, ya en 2019. El formato se parecerá a las regulaciones deportivas del DTM, con dos carreras de velocidad sin cambio de conductor o reabastecimiento de combustible, pero con una parada en boxes obligatoria para el cambio de los cuatro neumáticos. Para estas carreras, se creará un sistema de lastres para garantizar las mismas posibilidades de los vehículos que aún difieren ligeramente en ambas series.

 

Óscar Parreño

Co-fundador de DTM Spain.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *