René Rast consigue sorprender en Zandvoort

No parecía que fuera a ser el día de Audi, y así lo mostraban las banderas de la marca de los cuatro aros que habían por el suelo del circuito. Una buena vuelta de Gary Paffett , seguido de un segundo puesto de Eng, dejaban a René Rast en una tercera posición, que ya resultaba toda una hazaña dada la superioridad de BMW sobre la marca de Ingolstadt y sobretodo de un triplete de Mercedes.

Pero como suele ocurrir en estas ocasiones, aunque pasen los años, un campeoón del DTM, no deja de serlo al año siguiente, podrá dejar de ganar carreras e incluso de subir podios, pero un campeón del DTM siempre vuelve. Y René Rast volvió en la décima carrera del DTM para lograr la primera victoria de esta temporada de Audi. Gracias a una brillante estrategia,  el alemán cruzaba la línea de meta como ganador después de 35 vueltas. “Fue un gran alivio después de una larga sequía y mucha mala suerte“, comentó Rast después de la carrera. “Gary fue muy rápido y realmente no esperaba ganar“. Y en el mismo lugar, nada menos, que donde hizo su debut en el DTM hace dos años, el piloto lograba su cuarta victoria de la temporada.



La parada de boxes temprana en la primera vuelta, era una apuesta arriesgada, o seguramente muy arriesgada. Audi sacrificaba a su mejor caballo en una estrategia muy compleja dada la alta degradación del circuito. Este plan funcionó. Después de la parada de Paffett en la vuelta diez, Rast lograba pasarle con ruedas nuevas, logrando de este modo ganarle la partida al inglés. Pero René Rast no era el único que se veía beneficiado por esta estrategia. Paul Di Resta lograría el tercer escalón del podio gracias a una estrategia bastante similar. Pero como en cualquier moneda siempre hay una cruz. A Dani Juncadella, que también apostó por esta estrategia, no le funcionó nada bien debido a una alta degradación de los neumáticos. El piloto español adelantaba a todos los pilotos que iban realizando sus paradas, Mike Rockenfeller, Marco Wittmann, Bruno Spengler, incluso a Philipp Eng, lo cual lo colocaba en cuarta posición. Después de una magistral clase de adelantamientos sus neumáticos decían adios primero perdiendo unas décimas por vueltas, hecho que provocó que le adelantarán la mayoría de coches y de que perdiera 6 posiciones, y finalmente perdiendo casi un segundo por vuelta. Los neumáticos habían dicho adiós.

Pero la intervención del coche de seguridad en la vuelta 21 tras una colisión entre Jamie Green y Bruno Spengler que se saldó con un DT para el piloto inglés, hizo que volviera la acción a la pista. Dani Juncadella y Timo Glock arriesgaron poniendo un segundo par de ruedas, pero no tuvieron suerte, y apenas lograron mejorar posiciones. Por otro lado, René Rast mantuvo a raya a Gary Paffett de una manera enérgica y defendió el primer lugar hasta el final. “Los últimos 15 minutos fueron realmente difíciles“, dijo Rast. “Especialmente para los espectadores, seguramente fue otro duelo emocionante“. Paffett, que ocupa el segundo lugar, también elogió la dura victoria de Rast: “René se merece esta victoria. Para mí, fue una carrera perfecta y estoy contento con el segundo puesto. Uno solo puede soñar con un fin de semana de DTM con dos posiciones de privilegio, una victoria y un segundo lugar “. Philipp Eng finalmente fue cuarto siendo el BMW más rápido.

 

 

El segundo lugar en la carrera del domingo era para el piloto de Mercedes-AMG, Gary Paffett, por delante de su compañero de equipo Paul Di Resta. Philipp Eng tomó la bandera a cuadros como el piloto BMW mejor ubicado en la cuarta posición.

Óscar Parreño

Co-fundador de DTM Spain.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *