Robin Frijns y Audi llegan a uno de sus mejores circuitos

Mitad de temporada para el DTM. Aunque para Robin Frijns no será una carrera más, el piloto holandés correrá con su Audi RS 5 DTM, para los miles de aficionados que se reunirán en las gradas y las dunas  del circuito costero de Zandvoort. “La pista no permite errores. De lo contrario, terminará rápidamente en la grava o directamente en una valla. La configuración de la pista es muy estrecha, lo que dificulta los adelantamientos. Las mejor oportunidad para adelanatar es en la primera curva, Tarzan.” Pero no es el único piloto de Audi que le entusiasma la idea de correr en este mítico circuito. Mike Rockenfeller en 2011 celebró su primera victoria  en el DTM en este circuito cercano al Mar del Norte. Dos años más tarde, en ese mismo circuito lograría su único campeonato del DTM. Su compañero de equipo, Loïc Duval, también tiene buenos recuerdos del circuito holandés, ya que logró su primer podio en el DTM.

El actual campeón del DTM, René Rast, es otro de los pilotos que guarda un gran recuerdo de este circuito. El vigente campeón del DTM debutó inesperadamente de la noche a la mañana en Zandvoort en 2016, cuando reemplazó a Adrien Tambay, quien sufrió un accidente durante la salida de la carrera del sábado. Su compañero de equipo, Jamie Green, considera que su triunfo de 2016 en Zandvoort es el más valioso de sus 16 éxitos en el DTM hasta la fecha. “Quería lograr esta victoria a toda costa y tardé diez años en lograr que sucediera“, dice el piloto de Audi. “Zandvoort es una de las pistas de controladores reales en el calendario. Ganar allí es realmente especial “.



Zandvoort se considera particularmente desafiante, no solo por sus curvas rápidas. Todo el circuito está ubicado en medio de las dunas directamente en la costa del Mar del Norte. Los vientos huracanados que sienten los conductores dentro de su auto de carreras son frecuentes y la arena suele ser arrastrada hacia la pista, por lo que los niveles de agarre pueden variar en cada vuelta. Además se pueden alcanzar velocidades de aproximadamente 240 km/h. Las cargas que actúan sobre los neumáticos en Zandvoort son más pesadas que en otras pistas del DTM. Especialmente el neumático delantero izquierdo está sometido a altas cargas. “Debido a la reducción de la carga aerodinámica, es probable que este sea un problema aún mayor este año que en el pasado“, dice el Director de Audi Motorsport, Dieter Gass. “Espero ver dos carreras clásicas con paradas en boxes a la mitad de la carrera. Estratégicamente, no hay demasiadas opciones sin correr un riesgo mayor “.

Óscar Parreño

Co-fundador de DTM Spain.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *