Dani Juncadella se corona en Brands Hatch

Lo fácil nunca ha sido su estilo. Porque ganar Macao saliendo entre los diez primeros no es su rollo. Porque adelantar a un coche es algo simple, es mejor adelantar a dos coches (Doble adelantamiento de Juncadella a Gotz y Farfus). Porque hay que desmontar refranes: “ Como segundas partes nunca fueron buenas“. Porque para que la victoria valga la pena hay que trabajarla,  no le vale ganar saliendo desde la pole y controlar la carrera, hacía falta algo más, porque ese, ese es el estilo de Dani Juncadella, hacer lo difícil como si fuera fácil.

Y así fue. Tras una mala salida, donde el coche le patinó bastante,  el piloto español caía a la tercera posición, tras ser adelantado por Lucas Auer y René Rast. ¿Otra vez se le iba a escapar la victoria? ¿Otra oportunidad perdida para lograr esa tan ansiada victoria en el DTM? Dani no cedió y luchó. Lo intentó, hacía falta intentarlo. No paró ni de los primeros, ni de los últimos. Paro en ese preciso momento. En ese momento en el que la paella queda en su punto, ni caldosa, ni quemada. Simplemente en su punto. Y lo normal se hizo extraordinario. Todo funcionó perfectamente, todo ocurrió. Logró salir delante de Augusto Farfus, con la suficiente ventaja para que el piloto español pudiera armar su Mercedes C63 DTM para resistir los ataques de Farfus. Y cuando paró Lucas Auer logró adelantarle sin problemas. Le pasó como una exhalación, una exhalación que buscaba su destino, que buscaba reencontrarse con la victoria. Pero antes tenía que aguantar a Farfus. Y lo hizo. Resistió a Farfus en los momentos más difíciles. Milésima a milésima. Décima a décima. Segundo a segundo. Una victoria forjada metro a metro, curva a curva.



Augusto Farfus tuvo que conformarse con una segunda posición. Tras ser incapaz de seguir la este del piloto español. El piloto de BMW que pasaba por una sequía de 44 carreras sin subirse al podio lograba gracias a una brillante estrategia y ritmo pasar de la quinta posición, al segundo escalón del podio. Lucas Auer sería tercero, seguido de René Rast y Philipp Eng. Gary Paffett ha sido sexto. Un resultado que a pesar de que no pueda parecer demasiado buno, le permite seguir ampliando su ventaja frente a Di Resta y Timo GLock que no han logrado puntuar y frente a Marco Wittmann que ha sido noveno.

 

Óscar Parreño

Co-fundador de DTM Spain.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *