Decepcionante fin de semana para R-Motorsport en Lausitzring

Hace 35 años, la primera carrera en la historia del DTM tuvo lugar el 11 de marzo de 1984 en el circuito de Zolder en Bélgica, en ese momento todavía bajo el título de «Campeonato Alemán de Automóviles de Producción». Desde entonces, la serie de carreras ha completado exactamente 500 carreras, 14 de las cuales fueron al comienzo de la temporada 2019, y en la que los cuatro Aston Martin Vantage DTM de R-Motorsport han formado parte. R-Motorsport continuó su temporada de debut el domingo en Lausitzring con el Aston Martin Vantage DTM. Tres abandonos y un circuito que no se adaptaba a las condiciones del coche, no permitieron puntuar al equipo suizo

Daniel Juncadella fue el mejor clasificado y el único en sobrevivir en pista. Condujo un primer sting largo parando ennla vuelta 21. Al final, cruzó la línea de meta en la duodécima posición, y a tan solo 0,9 segundos de Eng, el último piloto en puntuar. Paul Di Resta que llegaba buenos recuerdos de Lausitzring, donde ganó la primera de sus once victorias en el DTM en 2008, tuvo que retirarse pocas vueltas después de su parada obligatoria en la vuelta 17.

Jake Dennis, tuvo una de sus carreras más cortas en la carrera número 500 del DTM. El británico tuvo que estacionar su coche el domingo con un problema técnico. Unas vueltas después, la tragedia volvía a ocurrir en el equipo suizo. Ferdinand von Habsburg no podia continuar en carrera.  El próximo circuito en el que hará parada el DTM será Nürburgring durante el 13 al 15 de septiembre. Allí, el penúltimo fin de semana de carrera de la temporada tiene lugar en el histórico circuito.

«Un resultado decepcionante en la carrera. Daniel pudo enviar una señal positiva, al menos con su desempeño constante y su 12° lugar.» comenta Florian Kamelger, director de R-Motorsport » Los fallos técnicos de Jake, Ferdinand y Paul muestran que todavía tenemos mucho trabajo por hacer para controlar nuestro mayor déficit, la fiabilidad. Obviamente, el progreso que hemos encontrado en el rendimiento es a expensas de la fiabilidad. Ahora es sólo toca mantener la cabeza fría y analizar los defectos para poder ir al circuito de Nurburgring con renovada confianza para la próxima carrera desde el principio»

Óscar Parreño

Co-fundador de DTM Spain.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *