El Audi RS 5 DTM listo para recorrer las calles de Nuremberg

Se acerca una de las citas más importante del DTM, y las que más público atrae. El  circuito de Norisring situado en la ciudad alemana de  Nuremberg es el único circuito urbano del campeonato alemán de turismos. El circuito que se encuentra entre el lago “Dutzendteich” y el estadio Max Morlock tiene tan solo 2,3 kilómetros de longitud y solo tiene cuatro curvas. Aun así, es considerado como uno de los más exigentes de toda la temporada. “El circuito de Norisring parece simple, pero es un desafío absoluto“, dice el conductor de Audi Nico Müller. El piloto suizo sabe de lo que está hablando. En 2016, celebró su primera victoria en el DTM en la carrera del domingo de Nuremberg

Pero una de las características más llamativas del circuito es su velocidad punta. En 2017, el piloto de Audi, Loïc Duval al final de la recta de meta logró una velocidad máxima de 261 km / h en la calificación del domingo. Posteriormente, al frenar en el giro más lento de la pista, su velocidad se tuvo que reducir a 50 km / h, alcanzando una fuerza sobre el piloto de 2,4 g. Además la modificación de la normativa no beneficia para nada a los sistemas de frenado. “El estrés será aún mayor este año porque los autos, debido a la reducción de la carga aerodinámica, serán más rápidos en las rectas aumentará la distancia de frenado“, dice el jefe de Audi Motorsport, Dieter Gass.



Para perder el menor tiempo posible en las largas rectas del trazado, la carga aerodinámica se minimiza en el Norisring, lo que afecta al equilibrio de los coches durante las frenadas. En consecuencia, además de la potencia del motor, una configuración perfecta es crucial para lograr el mejor tiempo en cada vuelta.  “Cuando se trata de carreras emocionantes y maniobras de adelantamiento de agarre, el Norisring es la mejor pista de carreras DTM de todos“, dice Jamie Green, que anteriormente ha ganado cuatro carreras DTM en Nuremberg.

 

Las carreras  apasionantes son una parte esencial de Norisring. El año pasado, todos los pilotos de parrilla estuvieron a tan solo siete décimas de segundo en la calificación. Además el domingo se produjo un espectacular final en la lucha por el tercer puesto en el que un Audi, un BMW y un Mercedes-Benz cruzaron la línea de meta uno al lado del otro, separados por apenas 0,027 segundos. Este año, los espectadores pueden esperar ver tales escenas de nuevo. Tradicionalmente incluyen una gran cantidad de fans y empleados de Audi. La sede de Audi en Ingolstadt está a tan solo 90 kilómetros y la planta de Neckarsulm, a unos 165 kilómetros.

 

Óscar Parreño

Co-fundador de DTM Spain.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *