El IMSA se vuelve a interesar por las regulaciones de la Class One del DTM y SuperGT

La idea de la Clase One, se convirtió como una idea que buscaba unir los reglamentos de tres categorías de referencia en el mundo: el DTM en Europa, el SuperGT en Japón y el IMSA en Estados Unidos. Pero la idea fracaso en 2017, cuando la idea de adaptar el reglamento americano a un reglamento más cercano a los alemán al no poder atraer a los fabricantes estadounidenses. El antecesor del IMSA, Grand-Am, también había firmado previamente un acuerdo técnico y de licencia con el DTM como precursor de una serie en los Estados Unidos, pero siempre se ha quedado parado y nunca ha llegado a nada más. Según Autosport, el éxito y la buena sintonía entre el SuperGT y DTM, podría haber interesa a el organismo americano para que se interese por las regulaciones de Clase Uno utilizadas por el DTM y Super GT.

El medio inglés tiene información de que personal del IMSA asistió a la ronda del DTM en Nurburgring en septiembre y el jefe del DTM Gerhard Berger describió las discusiones de Clase Uno como «un punto de inicio» entre las dos series. Parece difícil a día de hoy que pueda encajar el reglamento de la Clase Uno, con el IMSA, pero tanto el camino que podría adpotar el DTM/SuperGT y el IMSA podrían confluir a partir de 2022. El IMSA anunció que la próxima generación de coches programados para la temporada 2022 contarían con un sistema híbrido DPi 2.0, algo que el DTM se ha planteado como futuro a largo plazo. Marquardt, director de BMW Motorsport apunta en esta línea: «Estamos discutiendo con ellos más sobre la base técnica de, digamos, un sistema híbrido. Creo que están viendo DPi 2.0 y creo que se puede comenzar la cooperación o las colaboraciones, digamos, a un nivel puramente técnico, y luego ver a dónde lleva eso«.

Bandoh máximo responsable del SuperGT, se muestra entusiasmado con la creación de un campeonato mundial al más alto nivel, y así se lo hizo saber a Autosport: «Tenemos tres fabricantes de Japón a nivel nacional y también hay varios fabricantes en el DTM ahora. Los dos niveles domésticos se han unido y ahora tenemos seis fabricantes. Sobre esta base, logramos las regulaciones comunes en ‘Clase Uno’ y nos gustaría desarrollar esta base a nivel global y tenemos que discutir un poco más sobre ellos, y queremos presentar nuestro logro para otros fabricantes. Este es el primer gran paso para nosotros. En el futuro, nos gustaría pensar a nivel mundial y podemos lograr más fabricantes de todo el mundo«.

Óscar Parreño

Co-fundador de DTM Spain.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *