Rockenfeller buscará romper la maldición del infierno verde

Tras seis carreras fueras de Alemania (Holanda, Inglaterra e Italia), el DTM regresará a Alemania este fin de semana, y nada mejor para volver, que al mítico circuito de Nürburgring . Para el piloto de Audi, Mike Rockenfeller, originario del pequeño pueblo de Neuwied, situado a 50 kilómetros de Nürburgring,  es una de las carreras más especiales del calendario.  «Rocky» , como es comúnmente conocido el piloto de Audi, ha competido en el campeonato alemán de turismos desde 2007. «Doce años son mucho tiempo«, comenta el piloto alemán. «Durante estos años se han vivido muchas carreras geniales y espero que hayan muchas más. El DTM es extremadamente difícil y eso lo hace muy divertido. Ya estoy ansioso por correr con los nuevos y aún más potentes motores turbo de cuatro cilindros que se utilizará a partir de 2019.» Mike Rockenfeller sin embargo no ha logrado subirse a lo más alto del podio hasta el momento, y su mejor resultado es una segunda posición que logró en 2014.

La última vez que el piloto alemán logró subirse al podio fue el segundo puesto de Hockenheim. Para el equipo de Rockenfeller, el circuito de Nürburgring también es una ronda en casa. El Audi Sport Team Phoenix se encuentra a solo unos cientos de metros del paddock en el parque industrial de Meuspath. El equipo de Ernst Moser que logró el campeonato de pilotos con Martin Tomczyk en 2011 y en 2013 con Mike Rockenfeller, tampoco ha logrado ganar ninguna carrera del DTM en el circuito de casa de Nürburgring.  ¿Se romperá la maldición del infierno verde en la carrera número 150 de Mike Rockenfeller en el DTM? Este fin de semana si el Team Phoenix y Mike Rockenfeller logran celebrar la victoria delante de su gente.



El DTM compite en la versión corta del circuito de 3.629 kilómetros, donde se alcanzan velocidades de hasta 255 km/h en la recta de meta y se reduce en apenas unos metros hasta los 70 km/h. «En realidad, me encantaría conducir en la pista completa en la cuál se incluye el  Nordschleife», confiesa Mike Rockenfeller. «Pero la configuración corta también es muy divertida y técnicamente muy desafiante. Hay dos largas rectas en las que tienes buenas oportunidades de adelantamiento gracias al DRS«, comenta Mike Rockenfeller.

 

Óscar Parreño

Co-fundador de DTM Spain.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *